Como incorporar alimentos frescos a la comida habitual de tu compañerit@

La dieta evolutiva

Nuestras mascotas domésticas poseen un organismo evolutivamente desarrollado para alimentarse como carnívoros, de hecho antes de la aparición de los alimentos comerciales, su alimentación basada en alimentos frescos era la única opción disponible, y durante miles de años fue su fuente de alimentación junto con cazar presas pequeñas.
Esta es el fundamento de la dieta evolutiva para nuestras mascotas, diseñadas para cazar y comer presas, algo que podemos lograr en gran medida con ingredientes que podemos comprar en locales a la vuelta de la esquina.
Las siguientes son todas recomendaciones para caninos y felinos adultos sanos. Es decir de al menos de un año de edad y menores de 7 a 8 años. 

La prevención es lo primero

Antes de comenzar a dar alimentos frescos a tu compañerito, como protocolo preventivo te recomiendo realizar un chequeo general a tu mascota para confirmar principalmente que su hígado y riñones se encuentren saludables. Esto lo recomiendo tanto si das alimentos frescos a tu mascota, como si le das alimentos procesados como la base de su dieta, y quizás con mayor razón si solo come alimentos procesados.  
Como recomendación general, al igual que para nosotros, es de utilidad realizar un chequeo anual a tu mascota que considere al menos un hemograma para chequear sus glóbulos rojos y blancos, y un perfil bioquímico para chequear el funcionamiento de sus órganos.
Si tu mascota tiene alguna patología diagnosticada, o se sospecha de una, y lo que buscas es dar alimentos frescos como parte de la alimentación de tu perro o gato, te recomiendo asesorarte con un médico veterinario especializado en nutrición ya que hay consideraciones dietarias específicas a considerar como parte un de una terapia nutricional.

¿En que consiste la alimentación basada en alimentos frescos?

Esta alimentación contempla a amplios rasgos una fuente de proteína animal, una fuente de grasa, una fuente de calcio, y complementos como interiores de animales, huevos, frutas y verduras. 
Como fuentes de proteína animal, se debe variar entre carne de vacuno, pollo, pavo, cerdo y cordero.
Nuestros compañeritos también requieren de fuentes de ácidos grasos como base de su alimentación, que se puede ir variando entre aceite de oliva (primer prensado en frío) y aceite de coco principalmente. Como otra fuente de grasa de origen vegetal también se puede usar aceite de cáñamo.
Esas son las fuentes más comunes, sin embargo las fuentes de grasa animal son las más indicadas para los carnívoros, y entre estas podemos encontrar el ghee y la mantequilla de pastoreo libre, así como la carne de pastoreo libre en cortes con mayor contenido de grasa. Estas son grasas buenas por su contenido de ácidos grasos omega 3. Si del ghee o carne grasosa no se puede conseguir de pastoreo libre, se recomienda optar por otra fuente de grasa como las mencionadas de origen vegetal.
Se debe incluir también como complemento a la dieta, fuentes de frutas o verduras para aportar una variedad vitaminas y minerales, así como también por todas las propiedades que aportan, que son tantas como la cantidad de frutas y verduras que existen. De estos ingredientes debes evitar las uvas y pasas.
También es importante variar con los multivitamínicos de la naturaleza, entre los que están los interiores de animales, como hígado y riñones, las sardinas o jureles, y los huevos, idealmente de pastoreo libre.
Siempre considera la variedad de nutrientes entre las distintas opciones que tengas a mano como la clave para una alimentación equilibrada, tanto para nuestras mascotas como para nosotros.

Incorporación de alimentos frescos a su dieta habitual

Si lo que buscas es mantener la alimentación actual de tu mascota, y mejorarla mediante la incorporación de alimentos frescos, a amplios rasgos debes saber que hay dos tipos de alimentos que puedes agregar, los de origen animal, y los de origen vegetal.
Lo primero que te recomiendo antes de hacer esto es que prepares el sistema digestivo de tu mascota de a poquito, para hacerlo puedes dar inicialmente muy poquito de estos ingredientes, menos que una cucharadita de te, de un solo ingrediente nuevo al día, por una semana todos los días. Esto irá modificando su microbiota (antes llamada flora) digestiva de manera gradual, preparándolo para digerir de mejor manera los nuevos alimentos.
Inicialmente te recomiendo el uso de una pesa de cocina para reconocer visualmente las cantidades que aportarás, de esta forma evitarás dar un exceso de calorías en su alimentación diaria. Esto te lo recomiendo tanto si vas a empezar a dar alimentos frescos, como si das alimentos procesados para mascotas.

¡Primero veamos que alimentos evitar!

Evita dar uvas y pasas a tu mascota ya que pueden causar daño a sus riñones, también evita dar la cáscara de la palta, los cuescos de las frutas y verduras. También evita dar cantidades altas de ajo y cebolla ya que presentan una dosis tóxica en cantidades elevadas.
El chocolate y el cacao los debes evitar a toda costa porque también es tóxico y un riesgo para su salud, en cualquier cantidad.

Evita complementar la alimentación habitual de tu mascota con todo tipo de cereales, granos como maíz, trigo, arroz, avena y quinoa, papas y harinas refinadas, como el pan y los tallarines.

Los alimentos procesados ya contienen cantidades elevadas de carbohidratos, ya que es la manera de hacer que los pellets mantengan su forma, y en exceso generan enfermedades como obesidad, y diabetes, que a su vez predisponen a todo tipo de trastornos.

Por lo tanto los alimentos procesados para mascotas ya contienen cantidades altas de carbohidratos procesados ¡Tu perro no necesita más!

evitalos.png

Agregando ingredientes de origen animal a la alimentación habitual de tu mascota

Primero que todo, para cocinar alimentos de origen animal te recomiendo leer este post para hacerlo de manera segura:
Si vas a agregar alimentos de origen animal, mi recomendación es que reemplaces un quinto de la porción de tu mascota por ingredientes de origen animal. Es decir, reduces la ración diaria actual de tu mascota en un quinto y reemplazas esos gramos por este tipo de ingredientes. Por ejemplo si su ración diaria actual es de 100 gramos, le puedes dar 80 gramos de su alimento habitual y 20 gramos de los ingredientes frescos.
Las opciones que te recomiendo como ingredientes de origen animal son: carne baja en grasa, huevos idealmente de pastoreo libre por el valor nutricional de sus grasas, sardinas o jurel.
En relación a la carne, se debe dar sellada para eliminar la carga de microorganismos presente en su superficie, esto lo logras cocinándola vuelta y vuelta no más de 30 segundos por lado en un sartén sin aceite (puedes agregar unas gotitas de agua para evitar que se pegue). La idea es que la carne quede cruda (roja) por dentro, y cocida solo en su superficie.
Para dar huevos a tu mascota, la cantidad a aportar dependerá de si son de pastoreo libre o no, ya que el de pastoreo libre presente alto contenido de ácidos grasos omega 3, versus los huevos corrientes que presentan un alto contenido de ácidos grasos omega 6, que presenta actividad inflamatoria para tanto para el organismo de tu mascota como para el tuyo. Si vas a dar huevos de pastoreo libre, lo puedes hacer todos los días, si vas a dar huevos corrientes no te recomiendo que los aportes más de dos veces a la semana.
El huevo lo puedes dar crudo solo si lo das entero, si das solo la clara, debes darla cocida (evitando sobrecocerla), ya que contiene avidina, que interfiere con la absorción de la biotina presente en el huevo, que es una vitamina que ayuda a convertir los carbohidratos, las grasas y las proteínas en energía. En cambio cuando lo das junto con la yema, esta contiene cantidades de biotina que compensan la presencia de la avidina.
Respecto a los pescados enlatados, las sardinas y el jurel ya vienen cocidos, y te recomiendo enjuagarlo para eliminar el exceso de sal. El aceite de las latas generalmente es de mala calidad, por lo que no te recomiendo darlo. Si vas a dar carne de pescado fresco, te recomiendo la reineta y la merluza, se debe dar el pescado sin espinas y cocido, sin sobrecocer. No te recomiendo dar atún por su alto contenido de mercurio.

Agregando ingredientes de origen vegetal a la alimentación habitual de tu mascota

Si vas a agregar alimentos de origen vegetal, mi recomendación es sumarlos a la alimentación habitual de tu mascota, para los perros como un quinto adicional a su ración diaria actual. Por ejemplo si su ración diaria actual es de 100 gramos, sigues dando esos 100 gramos y además sumas 20 gramos de los ingredientes de origen vegetal.
Para los gatos la recomendación es sumar un 10% del peso de su ración, por ejemplo si come 100 gramos al día, sumar 10 gramos en total como verduras y frutas.
Dado el alto contenido de azucares naturales presentes en las frutas, te recomiendo que des prioridad en su mayor parte a la incorporación de verduras por sobre las frutas, sobre todo en animales con sobrepeso.
Al igual que para ti, recuerda siempre lavar bien las frutas y verduras antes de dárselas a tu mascota.
Las opciones que más te recomiendo son las siguientes:
También puedes agregar verduras de hojas verdes, como lechuga, espinaca y rúcula.
Las frutas se dan crudas para mantener su contenido de vitaminas y sus propiedades.
Las verduras se dan crudas excepto las crucíferas (coliflor, brócoli, coles de Bruselas, repollo), las alcachofas y los espárragos. Si quieres leer más al respecto lo puedes hacer en este post:

Un pequeño truco

Si tu mascota no acepta las frutas y verduras, y las separa de su comida, puedes molerlas con una procesadora de alimentos para hacer una pasta, y esta pasta mezclarla con su alimento.

Cada perro y gato tienen una tolerancia diferente a diferentes alimentos

Si ves que a tu mascota le desagrada alguno de los nuevos ingredientes de su alimento, entonces evita dárselo ¡Para que vamos a hacer que coma algo que no le gusta con tantas otras opciones disponibles!
Por otro lado si después de comer un ingrediente nuevo en su dieta tu perro o gato presenta vómitos o diarrea, puede tener una intolerancia a ese ingrediente, así que también evítalo y si el cuadro dura más de un día, o es muy severo, la indicación es llevarlo a una clínica veterinaria para que lo chequeen.
Si ves que las fecas de tu mascota se ponen más blandas después de comenzar a dar alimentos frescos, esto es normal ya que significa que su sistema digestivo se está adaptando a digerir y absorber alimentos nuevos. Lo que puedes hacer frente a esto es reducir inicialmente los gramos de estos ingredientes a la mitad o menos hasta que se normalicen sus fecas, y después ir aumentando gradualmente la cantidad hasta llegar a las cantidades que te recomiendo.

¡Controla el peso de tu mascota!

Si ves que tu mascota comienza a ganar peso llegando al sobrepeso, debes reducir la cantidad de su ración diaria de comida para llevarlo a su peso ideal. Para saber como reconocer la condición corporal de tu mascota puedes leer este post:
Espero que esta información sea de utilidad para ti, y un aporte a la salud de tu compañerit@.
¡Nos vemos!
Un abrazo,

One Reply to “Como incorporar alimentos frescos a la comida habitual de tu compañerit@”

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s